Call Us! (623) 444-2606

Recuerde almorzar aún cuando esté ocupado en el trabajo

“Soy un gerente de 35 años de edad, que no tiene tiempo para comer. Mi única comida es la cena, cuando vuelvo con mucha hambre y cansancio. En ese momento, quiero comerme toda la comida del refrigerador, aún antes de la cena.”

Sepa que no está solo/a. Sus actividades laborales y niveles de estrés en el trabajo deben ser bastante elevados. Su prioridad igual que con tantas otras personas es el trabajo – quizá combina muchas tareas en el día, reuniones, responder a emails, llamadas y/o completar informes durante su hora del almuerzo. Lo entiendo. Yo también he utilizado mi almuerzo para estas actividades.

Déjeme compartir con usted un estudio de investigación conducido por el Instituto de Vejez Nacional (EE UU). Durante un período de dos meses, un grupo de mujeres y hombres trabajadores de 40 años de edad consumieron tres comidas al día. Luego, durante otras ocho semanas, se les indicó ni desayunar ni almorzar pero consumir las calorías totales diarias en la cena.

Los que consumieron solamente la cena (sin desayunar ni almorzar) tuvieron cambios metabólicos potencialmente riesgosos en su cuerpo, incluyendo niveles altos de glucosa (azúcar) en sangre y una respuesta tardía de la insulina que a largo plazo, podría resultar en diabetes.

Entonces, ¿qué debemos hacer?

– Identificar oportunidades para comer: Si no puede almorzar, entonces coma un bocado sano, como ser queso parcialmente descremado, una fruta o una comida pequeña. Pregúntese que opción es la mejor para su actividades. ¿Conviene más almorzar temprano antes de la reunión o más tarde?¿Puede tener un desayuno más abundante y luego incluir dos bocados en el día?

Siempre es mejor darle energía a su cuerpo que matarlo de hambre o seguir postergando sus comidas. Al no recibir alimento, los niveles de energía y su rendimiento disminuyen. El hecho de prestarle atención a la comida, a sentarse a la mesa y saborear un plato es ideal pero si éste no es el caso, asegúrese de no pasar más de cinco horas sin comer. Su glucosa o azúcar en sangre generalmente disminuye en unas horas, por eso alimentar a su cuerpo es primordial.

– Planifique sus comidas con tiempo: Los domingos verifique su calendario de actividades laborales de la semana para decidir cuando puede traer su almuerzo de casa. Use las sobras de casa para preparar algo sano. Incluya vegetales y frutas como bocado. Piense en opciones sanas como ser el yogurt, los quesos descremados, una mezcla de fruta desecada con nueces y semillas entre horas.

Recuerde que todos hemos pasado por su situación. Y sí, hubo días donde comí sentada en mi escritorio, apurada, leyendo y respondiendo a emails. Pero realmente no me sentía bien haciéndolo.

Comer lejos del escritorio de su oficina o cubículo ayuda a despejar su mente, a saber cuanto y que está comiendo, a desestresarse, a descansar y ser más productivo/a durante la tarde. Se sentirá mucho mejor cuando se acostumbre a planificar sus comidas.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Leave a Comment